Archivos Mensuales: junio 2018

No habrá bien sin castigo

Hay veces que a las personas que no tenemos malicia, o que no queremos usarla, nos vuelven malas y encima solo queda la imagen de perversas en la que nos han convertido.
Voy a dar un rodeo.

Bruja-Mala-del-Oeste-640x399

Existe un personaje al que asociamos automáticamente con el mal. La bruja verde de mago de Oz. En la película nos la ponen como LA MALA. Por irónico que parezca, ella no fue mala hasta que fue a la escuela. Un “mago” le dio una poción a su madre para aprovecharse y por eso Elphaba nació verde y con dientes afilados, que bombón. No fue a la escuela, hasta que le tocaba ir a su hermana pequeña por que ella era quien la cuidaba, colegio interno. En la escuela la pusieron con la popular, si si, el hada de la película, y al final se hicieron amigas. Cuando vieron que tiene poderes, intentaron usarla, y cuando no quiso, la tildaron de mala. Quisieron matar a sus amigos, y para que no pudieran les convirtió en espantapájaros y hombre de hojalata. Parece que me he inventado la historia, pero no es así. Es un musical “Wicked” y un libro “Wicked, memorias de una bruja mala”, que es una pre-cuela de la película. Y existe incluso una secuela de la película en libro “Hijo de Bruja”, pero eso es otra historia.
Bueno pues lo mismo que le pasa a nuestra verde Elphaba, nos pasa a muchas personas. Después de muchos palos, aprendemos a defendernos y por eso somos malas. Y para las personas que nos han conocido buenas y han colaborado a hacernos malas acaban detestandonos. Esas personas que nos convierten en malas las tenemos cerca de nosotros, de niños en el colegio e instituto, de mayores en el trabajo, toda la vida con los familiares, incluso cuando eres madre / padre, el resto de padres te pueden llegar a machar, si afecta a sus intereses, da igual el bien común de todo el grupo.
Como madre y mujer he vivido y escuchado el machaque que nos hacen. En grupos de WhatsApp me he salido después de que me llamen malvada o bruja (cogí la escoba y me fuí). No he partido la cara a algún profesor, para demostrar a mi hijo que la violencia no es la solución. He luchado por derechos aún a espensas de mi futuro y bienestar. Acosaron a mi pareja por decidir ejercer de padre. Y no me arrepiento.
He sufrido por mi hijo el acoso de una profesora, el que me mandaran a servicios sociales, menosprecio de hacia nosotros, invitaciones a que nos fuésemos de grupos, amenazas, etc. Después de todo esto, ¿pretenden que siga siendo buena y racional? Pues lo llevan claro. Una persona se muestra no como el momento actual, si no todas sus experiencias. Por eso no podemos ver solo a la bruja mala del mago de Oz, si no también a Elphaba que antes de nacer ya la boicotearon.
Cada vez que hablo con una madre/padre angustiado me acabo dando cuenta que yendo de buenas nos cuesta muchísimo que nos hagan caso. Que a veces tenemos que tener un poco de malicia y de no compadecernos de quienes nos han hecho daño porque nos lloran o por que pueden perder su trabajo, estatus o lo que sea.

Ya es hora de que las que nos han hecho malas nos aliemos. #VivaLaBruja #YoSoyElphaba

1053bb7de183a49cbb5f216c1c5daa21

Amores para tod@s

Desde hace tiempo veo muchas personas que después de una ruptura sentimental al que fue su pareja lo machacan. Como si se creyesen con derecho a meterse en la vida que ya no comparten. Una especie de perro del hortelano, pero entre humanos. No depende del sexo de las personas, depende de la concepción misma del amor, de la pareja y de la libertad, para mí el concepto de libertad es muy importante en la pareja.

Cada persona tiene un concepto del amor distinto. Desde el amor romántico, platónico, material, idealizado, etc. Este concepto idealizado del amor no nos solemos parar a pensarlo. Tenemos el nuestro en el subconsciente y vamos tirando por la vida con él. El concepto romántico del amor nos lo venden desde muchos sitios, el que a las chicas nos regalan cosas, nos invitan, nos abren las puertas, se aseguran de nuestro bienestar. Y ellos, deben tener dinero suficiente para mantenernos, tienen que ser caballerosos, y estar pendiente de nuestros movimientos por si en algún momento necesitamos un caballero de brillante armadura. Los cuentos de hadas se pueden convertir en cuentos de brujas/brujos y esto ocurre cuando este tipo de amor supone una carga para uno u otro de la relación. Por ejemplo, si el paganini siempre es el mismo, si por acabar controlando los movimientos de la otra persona, o la damisela en apuros que no sabe hacer nada por si misma porque es muy cómodo ser damisela. En el platónico alejas tanto a la persona amada que te inventas lo que siente, para bien y para mal. En el caso del material, hay una canción del Ultimo de la Fila que lo resume muy bien, “Cuando la pobreza entra por la puerta, el amor salta por la ventana”. No dudo que haya algún caso, pero más bien me suena a egoísmo por parte del que recibe. El idealizado suele acabar esa idealización, con un sonoro batacazo, las personas no son siempre como se muestran en momentos puntuales como en el día a día, aunque no haya convivencia.

Sobre que esperas de la pareja, es muy divertido, porque cada uno piensa como se tiene que comportar el otro en pareja, y creemos que no hace falta verbalizarlo, porque ya he enviado las señales suficientes. Desde que el otro debe cubrir nuestras necesidades y con eso es suficiente. Hasta justo lo contrario, el otro es el que tiene que dar todo. Claro que esto pasa en cualquier relación entre personas, siempre pensamos que el otro puede y debe leernos los pensamientos y actuar en consecuencia acatando nuestras órdenes. No importa lo que los otros piensen. Pero eso tiene solución y es algo muy revolucionario y es hablar y dialogar. Parece lo mismo, pero no lo es. Hablar lo puede hacer todo el mundo, dialogar exige también escuchar y saber ceder algunas veces o como mínimo empatizar. Cuando en la pareja hay dialogo la pareja tiende a estabilizarse y lo normal es que haya crecimiento personal de ambas personas. Una cosa importante hay parejas donde no hay amor. Por eso lo separo del amor como concepto distinto.

Sobre la libertad de la persona puede que suene raro, pero para mí una pareja que se ama debe ser libre en todo momento para decidir estar con esa persona. Es más fácil dar contraejemplos que ejemplos. Contraejemplos fáciles:

  • continúan juntos porque solos no se pueden mantener, son meros compañeros de piso.
  • continúan juntos por los niños / padres, por no dar un disgusto.
  • continúan juntos por inercia, es más sencillo seguir como hasta ahora, que plantearte si la persona que está a tu lado te hace feliz.
  • continúan juntos por no haber nada algo mejor, se diferencia de los de inercia en que hay un punto de autoestima baja.
  • continúan por no estar sol@, no se plantean no tener pareja. Hay veces que se empalma una relación con otra con tal de no estar sol@.

Seguro que se te ocurren más contraejemplos, pero lo importante es saber en que posición estar y ser conscientes de tu elección. Yo prefiero ser libre y desde esa libertad elegir mi pareja. Y luego la otra parte, dar libertad a tu pareja para que, si hay un momento en el que no quiera estar contigo, liberarle y no convertirte en una carga. Para eso hay que tenerlo muy claro y ser muy fuerte.

Por eso un amor real, en una pareja dialogante y con libertad, suele durar o como mínimo ser felices las dos personas. Por eso no entiendo que cuando una pareja se rompe, se acaben tirando los trastos a la cabeza, se persiga, se machaque, se use a los niños, se haga que uno carge con todo lo económico, etc. Muchas veces esto viene por sentir que el ex o los hijos son de su posesión. Tu ex no te pertenece, ni a ti ni a nadie. Tus hijos no te pertenecen, los debes guiar para su bien, no el tuyo. Y si quieres el bien de tus hijos, buscaras que tu pareja este bien, ya que cuanto mejor esté tu ex, mejor estarán tus hijos y eso repercute en ti.

 Acabo con una frase de otra canción de El último de la fila:

“Lo nuestro no es un amor perfecto,
pero tampoco los ángeles tienen hélices”