De bicho raro a mariposa cebra

Está claro que en mi entrada anterior dejé claro que soy un bicho raro. Pero es como el cuento del patito feo, el que se creía el animal más feo y desgraciado del mundo, descubre que es diferente a lo que él creía y se convierte en un animal maravilloso y único. Eso es lo que me está pasando. Mientras que en la infancia solo era un bicho raro, en la adolescencia, era la niña buena, pero nada brillante, ahora me doy cuenta que no quería destacar. Luego, después de unas muy malas experiencias, pase a la rebeldía, que algunos tomaron como si hubiese dejado de ser la chica responsable, pero necesitaba expresarme y darme a conocer, a los que me habían encasillado.

En la facultad descubrí mi fascinación por aprender, investigar y abrir la mente. Pero lo tuve que dejar, ya que no obtuve los apoyos de quienes en ese momento más lo necesitaba, y se me cerró la puerta. Siento que me equivoqué al dejarlo, pero el decir que no valía, y que el pagar la carrera que no aprovechaba no me compensaba. Además tuve una depresión que no identifiqué ni yo ni nadie.

Pero cuando se cierra una puerta se abre una ventana. Comencé a trabajar, no era el trabajo de mis sueños, pero era algo que se me daba bien. El jefe era un cretino, misógino, pero los compañeros había algunos muy buenos. De algo que yo pensaba temporal, paso a durar mucho tiempo, quizás demasiado. Me acomodé y no busqué algo mejor.

En lo personal encontré la estabilidad con alguien muy especial, seguro de sí mismo, que vio en mí esa mariposa cebra que soy, pero que me cuesta tanto mostrar. Llevo media vida, pero deseo que sea muchísimo más. El apostó por mi siempre, y lo sigue haciendo. Con el tengo a mi cebra y a mi cebrita. Les llamo así por que son mis bichos raros, y después de la odisea que pasamos con mi cebra, cayó en mis manos un libro en donde a las personas con Alta Capacidad Intelectual ella las denomina cebras. Pero yo nunca dejaré de ser una “flor de la mariposa”, como decía mi madre, pero soy cebra. Ahora comprendo que soy distinta, soy Rosa, soy mariposa y soy cebra. Soy una mariposa cebra.

2 comentarios sobre “De bicho raro a mariposa cebra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s